1º Exposición de Autos de Bella Vista

- 4 de diciembre de 2017
1º Exposición de Autos de Bella Vista

Complicado por el clima adverso del fin de semana el Club Ultramar llevó adelante la 1º Exposición de Autos desarrollada en el predio polideportivo municipal. De la muestra participaron modelos de colección y estándar con la destacada presencia del Quilmes Plas Racing que cautivó al público con el Ford del TC Pista y los pilotos Daniel Neffa y Lucas Granja.

Tal lo previsto por la comisión directiva del Club Ultramar de Bella Vista, el fin de semana estuvo signado por el ruido de motores y el mal tiempo reinante en la región. Autos de colección entre los que se pudo ver unas flamantes Chevy, los clásicos “Fititos”, Renault 4 L, Citroën 3 CV, más algunos autos tunning y de competencias locales fueron parte del evento donde el Ford del team bonaerense Quilmes Plas Racing se llevó todas las miradas.

El equipo que actualmente protagoniza el TC Nacional llegó a la ciudad para compartir un programa de promoción del Club Ultramar cuyo ambicioso objetivo es catapultar la posibilidad de creación de un autódromo con el apoyo del gobierno municipal, provincial y nacional. Así lo explicaron las autoridades de la entidad durante un almuerzo llevado a cabo con la presencia de autoridades locales, ex pilotos y gente vinculada al ambiente fierrero bellavistense.

Entre las presencias sobresalientes se encontraban el empresario Osvaldo de Jesús, el intendente Walter Chavez, los directivos del club anfitrión y los pilotos Daniel Neffa y el casi seguro próximo campeón del TC 4.000, Lucas Granja. Todos ellos analizaron las opciones de avanzar con el proyecto no obstante alcanzar algunos puntos de coincidencia y trabajo coordinado entre las partes.

Uno de los momentos de mayor emoción lo vivió el público cuando el Ford del equipo oficial de la familia De Jesús encendió su motor para calentar la jornada con algunas aceleraciones que hicieron vibrar al público resonando sus escapes en buena parte de la ciudad. Invitado especial fue el intendente Chavez para disfrutar de la adrenalina del habitáculo del bólido capaz de alcanzar los 300 kilómetros por hora.

“Fue una experiencia muy fuerte a pesar de que el auto no pudo desarrollar gran parte de su potencia por falta de espacio. En realidad no tenía expectativas de subir a bordo pero ante la invitación no dudé en probar lo que es un auto de tanta tecnología y potencia pocas veces al alcance de la gente del interior del país”, comentó el jefe comunal.