Ingrese a la Audioguía de Turismo

Comenzó a operar la Planta de Tratamiento de Residuos

- 9 de abril de 2018
Comenzó a operar la Planta de Tratamiento de Residuos

La Municipalidad de Bella Vista cerró la primera semana de manejo de residuos domiciliarios enmarcado en el proyecto de Tratamiento de Residuos Sólidos Urbanos; uno de los mayores desafíos de la gestión Chavez en asuntos medioambientales. El ambicioso proyecto tiene varias aristas; todas de interacción con escuelas, comercios y grupos vecinales.

El tratamiento de residuos urbanos entró en una etapa práctica con la compactación de los primeros inorgánicos trasladados hasta la planta de Lomas Este. El proyecto de habilitación data de hace más de cinco años cuando el gobierno municipal compró un terreno de alrededor de tres hectáreas en las afueras de la ciudad.

A posteriori comenzó la edificación de un tinglado de 18 metros de frente por 35 de fondo con un techo a 10 metros de altura; parte fundamental de una estructura diseñada para el manejo de residuos sólidos del área urbana.

Otras de las obras básicas fue la adecuación de los caminos rurales los cuales merecieron obras de relleno, zanjeo y colocación de tubos de desagüe amén de la afirmación futura del suelo con ripio. Ya en la última etapa se realizó la instalación de redes de energía eléctrica, ampliando la red de media tensión de la zona con su bajada exclusiva a la planta.

En cuanto a la capacitación del personal, una fuente oficial informó que la firma proveedora de la maquinaria llevó adelante una jornada de capacitación para el manejo adecuado de las herramientas con las que se prensará inicialmente cartón, papel y plástico partiendo de una selección en origen que le fue recomendada e instruida a 50 comercios de la ciudad.

Desde el municipio informaron que el funcionamiento de la planta en etapa de prueba cerró su primera semana logrando óptimos resultados en el proceso de traslado, descarga, clasificación y prensado; actividades que serán monitoreados por la Secretaría de Infraestructura en cuanto a volúmenes, operación, producción y rendimiento de la maquinaria.

Sin dudas el desafío de reducir el impacto ambiental negativo de los residuos urbanos será una tarea de larga determinación donde no solo tiene protagonismo el Estado sino que, más aún, el vecino y su capacidad de cooperación para con el servicio de recolección.