Entregan informes del programa Buenos Hábitos

- 28 de abril de 2017
Entregan informes del programa Buenos Hábitos

La Municipalidad de Bella Vista cuenta con un programa denominado “Buenos hábitos” con el cual se plantea una estrategia para nutrición, actividad física y prevención de la obesidad, con el objetivo principal de sensibilizar a la población del problema que supone la obesidad para la salud. Autoridades comunales avanzaron en la etapa de entrega de informes y estadísiticas.

“Buenos hábitos” es un programa municipal que impulsa todas las iniciativas que contribuyan a lograr que la población, especialmente infantil y juvenil, adopte hábitos de vida sanos, principalmente a través de una alimentación saludable y de la práctica regular de actividad física.

Esta estrategia evita poner demasiado énfasis en los aspectos sanitarios, no medicalizando el problema. La idea es avanzar sobre el desarrollo de actividades en los diferentes ámbitos sobre los que incide (familiar-comunitario, escolar, sanitario y empresarial).

La experiencia abarcó escuelas urbanas y en ese contexto, autoridades municipales encabezadas por el intendente Chavez y la titular de Desarrollo Humano y Economía Social, licenciada Noelia Bazzi se presentaron en la Escuela Nº 451 “General José María Paz” para explicar la etapa en la que las nutricionistas Antonella Peichoto y Carla Billordo procederán a la entrega de los informes correspondientes a cada población monitoreada. Con esta información tanto los directivos como maestros de aula podrán contemplar y cooperar en la modificación de los hábitos alimentarios según cada caso y del mismo modo incentivar por ejemplo la actividad deportiva. “A partir de la información detallada, nosotros con nuestros equipos médicos y con el trabajo específico de las nutricionistas, nos ponemos a disposición de las escuelas para trabajar y bajar los indicadores donde existan riesgos mayores. Quiero destacar el gran interés de los padres sobre el tema”, indicó la licenciada Bazzi.

Con los resultados se sugiere en primera instancia realizar Educación Alimentaria Nutricional a los tutores con el fin de concientizar la importancia de una alimentación saludable y de la actividad física en esta etapa de crecimiento. En segunda medida se recomienda realizar una intervención nutricional de manera individual para que aquellos niños que lo requieran, teniendo en cuenta los resultados obtenidos, trabajar con el equipo interdisciplinario municipal donde actúan médicos, nutricionistas y psicólogos.