Las lluvias agravan el panorama de inundaciones en Bella Vista

- 24 de Octubre de 2016
Las lluvias agravan el panorama de inundaciones en Bella Vista

Una lluvia intensa agravó nuevamente el panorama de inundaciones en Bella Vista. Un registro que superó apenas los 140 milímetros hizo que se activaran los bombeos en diferentes barrios de la ciudad. El municipio desplegó siete puestos de extracción mientras las precipitaciones no amainaron hasta entrada la tarde. Hubo que evacuar a algunas familias.

La ciudad de Bella Vista volvió a lamentar las consecuencias de una lluvia intensa de casi 150 milímetros que comenzó alrededor de las 7 de la mañana y que se extendió copiosamente hasta después del mediodía. Varios sectores se vieron comprometidos por el caudal de agua a pesar del despliegue que realizaron los hombres del área de Infraestructura con la disposición de maquinas y mangas de bombeo.

A la situación agobiante no escaparon zonas del centro, especialmente el reservorio de la laguna del ex Mercado que se desbordó provocando el corte de calles adyacentes con la preocupación lógica de los vecinos y comercios que reclamaron medidas de emergencia. Varios equipos trabajaron bajo condiciones  riesgosas intentando salvar la situación que no tuvo una evaluación certera hasta después de las tres de la tarde.

El intendente Chavez y sus colaboradores activaron siete puestos de bombeo con maquinaria propia y otras cedidas en colaboración por parte de los vecinos en una ardua tarea para contrarrestar los anegamientos urbanos y suburbanos. En paralelo la secretaría de Desarrollo Humano pudo evacuar a cuatro familias; dos del Barrio Centenario y dos de la zona del Costa Esperanza contabilizando en total unas diez casas comprometidas con agua en el interior.

Las familias fueron alojadas en el albergue del Polideportivo Municipal con las atenciones necesarias aunque en algunos sitios donde los moradores no quisieron abandonar sus viviendas se les proveyó de alimentos y otras necesidades básicas, según confirmaron fuentes oficiales. El jefe departamental por otra parte informó que el ministro de Desarrollo Social de la provincia, Federico Mouliá, tomó contacto de la situación para trabajar en conjunto sobre la contingencia.

“Si la lluvia nos da una tregua de algunas horas vamos a normalizar la situación; aunque los pronósticos no nos dan garantía de mejoramiento al menos hasta el jueves”, dijo Chavez en tanto para las 17,00 horas la situación de la zona céntrica estaba controlada y comenzaban a rotar las mangas en los barrios periféricos.