Una noche para la emoción

- 25 de Julio de 2016
Una noche para la emoción

Una memorable noche se vivió en la Casa de la Cultura “Pedro Mendoza” este sábado 23 de julio, en el ámbito de un concierto ofrecido por el tecladista Roberto Luis Guido. Apoyado por la municipalidad local, el evento transcurrió en un clima de emoción y admiración con una sala casi al tope de su capacidad.

Bajo la impronta de un reconocimiento de amigos en la semana de la amistad internacional, el Departamento Ejecutivo Municipal auspició la velada en la que el músico Roberto Guido presentó en teclados un repertorio amplio con obras clásicas como “Czardas” del compositor italiano Vittorio Monti, “Taquito militar” de Mariano Mores; ademas de algunas composiciones de Piazzolla.

Guido durante el espectáculo interactuó con artistas invitados como el guitarrista Andrés Ruidíaz y las voces de Betty Arrieta y Sonia Beltrán en canciones del género chamamecero con algunas adaptaciones logradas por ambos instrumentistas de larga trayectoria en la música bellavistense. En ese espacio se escucharon canciones como “El cosechero” y “Posadeña linda” de Ramón Ayala.

Aplausos espontáneos y muestras de profunda admiración fueron una constante en la noche donde el gobierno municipal a través de los secretarios ejecutivos, Dolores Cenóz Silanes, María Mónica Rollet y Noelia Bazzi, entregó un pergamino “en reconocimiento a su trayectoria musical, aporte a la cultura y vocación puesta de manifiesto en la Orquesta Folklórica Municipal”.

noche-emocion-01

Fiel a su estilo, “Robertito” fue cerrando su espectáculo con interpretaciones de alto vuelo como “Canto del arpa” de Rubén Durán, donde el pianista pudo mostrar todas sus cualidades y talento alcanzado tras largos años de amistad con el instrumento y a su vez con otros cultores locales entre los que mencionó con humildad y generosidad a Norberto “Baby” González.

“Comencé a tocar a los 9 años en el Conservatorio Normal Argentino de Bella Vista dirigido por la profesora Rebecca Angulo y desde ahí que vengo siempre relacionado con la música”, dijo el quien ha sido también gran impulsor de las bases musicales que distinguen a la tierra de la naranja en el mundo del carnaval; no obstante su participación en la grabación del Himno a Bella Vista en el año 2006 junto a Enrique Ortíz, Andrés Ruidíaz y Raúl Noguera.

Entre sus comentarios a los medios de prensa, Guido manifestó su satisfacción por la apertura de la carrera de música en el Instituto de Formación Docente “y espero que los chicos que hacen la carrera tengan la cabeza abierta para absorber los diferentes formatos y estilos que tiene la universalidad de la música”.