¿Qué es el Presupuesto Participativo?

¿Qué es el Presupuesto Participativo?
El presupuesto participativo es un proceso innovador de gestión, a través del cual los ciudadanos se reúnen en asambleas públicas y a través de su participación directa, voluntaria y universal establecen las prioridades presupuestarias anuales del gobierno local.
Así los vecinos de cada barrio que son quienes mejor conocen la realidad del lugar donde viven definen en coordinación con las autoridades gubernamentales la distribución de los recursos existentes que serán ejecutados por el gobierno para la implementación de políticas sociales y la realización de obras de infraestructura que potencien el desarrollo local.

Posibilita que el ciudadano se involucre directamente en las decisiones político-institucionales constituyendo un espacio de aprendizaje de una nueva cultura política. Además tiende a revertir la exclusión de los sectores tradicionalmente marginalizados y promover la justicia social y la equidad; profundiza el sentimiento de pertenencia a una comunidad; hace más eficiente y transparente el manejo de los recursos posibilitando el control presupuestario; mejora el diálogo entre el Estado Municipal y la ciudadanía fortaleciéndose los lazos comunitarios.
El accionar participativo, reconoce la importancia de expresar y escuchar todas las opiniones, por lo cual propone mecanismos de asambleas de base muy amplia y de procedimientos de recepción de requerimientos y de establecimiento de prioridades para su atención que contemplen formas lo más democráticas y consensuadas posible.
La pionera en esta materia fue la Municipalidad de Porto Alegre (Estado de Río Grande do Sul, Brasil) en 1989, el éxito de las experiencias de más dos décadas en decenas de municipalidades y estados hizo que este instrumento de democratización de la gestión de la Administración Pública y de construcción de ciudadanía llegara a otras ciudades de América Latina y Europa.

En Argentina lo prevén varias cartas orgánicas dictadas en los últimos años: Resistencia -2000- (Arts. 197 a 199), Leandro N. Alem -2001- (Art 47), Ushuaia – 2002- (Arts. 55 y 96), Fray Mamerto Esquiú -2004- (Art. 172), Esquel -2005- (Arts. 75 y 76), Río Grande -2006- (Art. 72), Bariloche -2007- (Arts. 111 y 118) y Bella Vista (Ctes.) 2010 (Arts. 305 y ss.), como también Ordenanzas (Ej. Río Cuarto y Rosario).

Para hacer más genuina esta forma de participación ciudadana es menester asegurar un efectivo acceso a la información. Por ello, resaltamos que a través de su flamante Carta Orgánica nuestro Municipio se comprometió a asegurar “participación de la comunidad, teniendo en cuenta todas las jurisdicciones territoriales del municipio, incluyendo tanto el ámbito urbano como las zonas rurales, en las diversas etapas de elaboración, definición, acompañamiento y control de la ejecución del presupuesto anual (Art. 307 C.O.M.)”.
Atrás quedaron los espacios donde participaban únicamente los técnicos y las autoridades del gobierno municipal, decidiendo sobre la recaudación de impuestos y el gasto de los fondos públicos. Es la población, a través de un proceso de debates y consultas, quien determina y decide la cantidad de los ingresos y los gastos, así como dónde y cuándo realizar las inversiones, cuáles son las prioridades y cuáles son los planes y acciones que debe llevar a cabo el Gobierno.

Que podemos solicitar
Son innumerables las propuestas que podemos volcar al Presupuesto Participativo a través de un proyecto, podemos mencionar algunas a modo ejemplificativo, pero siempre surgirán ideas diferentes y novedosas. Lo importante es participar, involucrarse, proponer, para luego someter el proyecto al proceso de elaboración y selección.
Ejemplos:
1) Tendido o mejoramiento del alumbrado público.
2) Asfaltado o mejoramiento de calles.
3) Conexiones o extensiones de agua potable y cloacas.
4) Desagües pluviales.
5) Construcción y mejoramiento de Plazas.
6) Recolección y Depósito de residuos
7) Tratamiento de residuos patológicos.
8) Arborización.
9) Limpieza de baldíos y edificios abandonados.
10) Protección del medio ambiente.
11) Mejoramiento habitacional.
12) Sala de primeros auxilios.
13) Colocación de cestos de basura.
14) Construcción de garitas para espera de colectivos.
15) Instalación de semáforos, reductores de velocidad o lomos de burro.
16) Construcción de veredas, rampas para personas con capacidades diferentes.
17) Parquización de espacios públicos.
18) Creación de circuitos de aerobismos en parques o plazas.
19) Instalación de juegos infantiles, o juegos integradores para estimulación de niños con capacidades diferentes.
20) Dictado de cursos de artes (danzas, canto, teatro) o idiomas.
21) Talleres de enseñanza de oficios.
22) Centros de atención primaria de salud.
23) Centros de contención a personas abusadas o golpeadas.
24) Funcionamiento de Gabinetes Psicopedagógicos.
25) Agrandar un espacio comunitario.

Como hacer un proyecto
– Será útil emplear como modelo en su elaboración la guía proporcionada por la Coordinadora del Presupuesto Participativo, también disponible en la página Web del Municipio: www.bellavista.gob.ar . Es importante que el proyecto incluya todos los ítems mencionado para que no se omita ninguna información o dato necesario para el tratamiento y posterior ejecución del proyecto.
– En caso de que el proyecto se refiera a realización de alguna obra de infraestructura es importante que se incluya el “Plano de Obra” efectuado por un arquitecto, ingeniero o maestro mayor de obra matriculados. Asimismo que se acompañe en forma detallada el presupuesto de: tipo de materiales a utilizarse, cálculo de las cantidades y de costos conforme a los precios actualizados del Mercado.
– Del mismo modo deberán presupuestarse los gastos de honorarios de los profesionales cuya labor se requiera, como ser: director de obra, agrimensor, etc.., atento a que el Municipio puede no contar con personal idóneo para afectar a estas tareas.
No obstante lo antes dicho, el vecino podrá previamente consultar a través de la Coordinadora del Programa sobre si existe la posibilidad de que determinadas tareas como ser: relevamiento habitacional, compactación y nivelación de suelos, parquización, entre otros, puedan ser a cargo del personal municipal.
– El proyecto deberá ser presentado en forma clara y prolija acompañado de una carpeta y del formulario con los datos del responsable/s, el presentante podrá acompañar toda la documentación que considere importante (fotos, planos, presupuestos, etc.) y que se relacione con la propuesta. Es esencial que esté suscripto por sus responsables bajo advertencia de no ser considerado presentado.
– Una vez presentados los mismos, ingresarán en el circuito de consulta sobre factibilidades técnica, jurídica y económica, siendo remitidos a las Secretarías y áreas municipales vinculadas a la idea.

PLAZO DE PRESENTACIÓN: (a confirmarse).

¿Quienes pueden participar?
Pueden participar todos los vecinos y vecinas bellavistenses mayores de 14 años, que residan en cualquiera de los barrios que conforman la zona urbana o en zonas rurales, el único requisito es asistir a los talleres y asambleas con documento de identidad.

* RECUERDE SR. VECINO/A: Es muy importante y beneficioso para todo el Municipio de Bella Vista que los Sres. Responsable de los Proyectos mantengan una permanente y continua vinculación con el Municipio en la elaboración y ejecución de los mismos, acercando propuestas, participando en cada uno de los talleres y asambleas que se lleven a cabo, haciéndose asesorar por la Coordinadora del programa y los miembros del Consejo Asesor, interiorizándose en las propuestas, siguiendo de cerca su ejecución, controlando el presupuesto asignado a cada uno y la forma en que se efectúa el gasto.
Con su colaboración podremos cumplir las metas e ideales de este programa y concretar más fácilmente cada uno de nuestros anhelos volcados en el Programa Presupuesto Participativo.

 

Objetivos
El objetivo específico del Programa Municipal de Presupuesto Participativo y Desarrollo Local para Bella Vista es el de formular una agenda de proyectos con metodología participativa, los cuales puedan ser ponderados por los propios vecinos, y asignar un presupuesto específico para realizar en el transcurso del año los proyectos con mayor consenso.

En términos específicos, podemos decir que los beneficios para el gobierno municipal son:
– Mejor asignación de los recursos municipales, a partir de un mayor ajuste con la demanda.
– Mayor transparencia en la asignación de los fondos públicos, ya que la tarea implica la discusión de la factibilidad legal y económica de las propuestas.
– Más oportunidades de contacto con el vecino, fortaleciendo así la relación pública del municipio.

De la misma manera, podemos encontrar beneficios específicos para el vecino:
– Un nuevo espacio en dónde llevar propuestas y contar con la colaboración necesaria para elaborarlas.
– Un recurso económico, sólo aplicable a proyectos con repercusión en el desarrollo local.
– El conocimiento de otros actores, con los que puede celebrar alianzas y tener más posibilidades de concretar su propuesta.

En términos más generales, la comunidad toda también tiene beneficios con la implementación de estas prácticas:
– Una mejor identificación de propuestas basadas en las necesidades sentidas de la comunidad y con impacto en los factores de desarrollo que el gobierno desea impulsar o reducir.
– Un aumento sensible del compromiso entre funcionarios y vecinos que se materializa como capital social a futuro una mejora sustancial en la eficiencia (buen uso de los recursos) y eficacia cumplimiento de los objetivos.

Quienes pueden participar
Pueden participar todos los vecinos y vecinas bellavistenses mayores de 14 años, que residan en cualquiera de los barrios que conforman la zona urbana o en zonas rurales, el único requisito es asistir a los talleres y asambleas con documento de identidad.