Ingrese a la Audioguía de Turismo

Bellavistense protagonista de la apertura del Chamamé 2019

- 14 de enero de 2019
Bellavistense protagonista de la apertura del Chamamé 2019

Bella Vista participó con una integrante del grupo “Una sonrisa hoy por un mañana mejor” de la apertura del 29º Fiesta Nacional del Chamamé; compromiso que demandó un gran esfuerzo de coordinación logística para que la joven ensayara y finalmente bailara en tan significativo evento cultural de interés mundial.

Una hermosa experiencia vivió la comunidad de Bella Vista al ver sobre el escenario “Osvaldo Sosa Cordero” a Silvita, una joven con discapacidad neuronal que se integró a un grupo coreográfico para darle el primer grito de sapucay a la fiesta más importante de la cultura correntina: el Festival Nacional del Chamamé.

Silvita es miembro del grupo “Una sonrisa hoy por un mañana mejor” que trabaja en criterios de integración y aprendizaje de personas con discapacidad y que, mediante su vinculación con la Asociación Divino Niño Jesús de Corrientes logró que la bellavistense conformara el cuadro de apertura.

María Romero, la madre de la joven al comentar la experiencia expresó “Ella jugaba básquet con las profes anteriormente y para que ella integre el cuerpo del Divino Niño Jesús se comunicaron con la Negra Niveyro; se comentó la posibilidad y la única disponible era Silvita.

Fue una sorpresa y una gran satisfacción porque tuvimos que viajar a los ensayos en Corrientes tres veces por semana gracias a la colaboración del intendente Walter”, indicó subrayando con orgullo que “no faltamos a ningún ensayo”.

La coreografía del festival estuvo integrada por chicos de Santa Fe, Chaco y Corrientes Capital “pero del interior fue Silvita y tres chicos de Saladas”.

La protagonista de esta presentación tiene 35 años estudio en la escuela 22 y padece un cuadro de parálisis cerebral de nacimiento “pero ella entiende y le encanta lo que estaba sucediendo en el nuevo grupo donde fue integrándose de a poco y en la fiesta estuvo feliz.

Hoy puedo contar que la gente lloraba de emoción y por supuesto nosotros también”, sintetizó María.