Permiso para realizar ejercicio

Día de San Cayetano

- 7 de agosto de 2021
Día de San Cayetano

El intendente Walter Chavez participó a primera hora del día de la Misa en Honor a San Cayetano celebrada por el presbítero titular de la parroquia María Auxiliadora, Héctor Amarilla. Durante la ceremonia, acotada a unas 30 personas, el celebrante dijo “San Cayetano está siempre dispuesto a escucharnos y él nos lleva a Dios”.

En el día de San Cayetano, la comunidad de María Auxiliadora recibió al jefe departamental escribano Walter Chavez junto a su esposa Lorena para celebrar la Santa Misa en honor al santo del “Pan y del Trabajo”. La comunidad tiene en su agenda la misa de las 8,00 y luego a las 20,00 horas, en ambos casos con presencia reducida.

Enmarcada en una mañana soleada y de clima templado, durante la misa el padre Héctor en su homilía afirmó “Jesús es la fortaleza para nuestras vidas, nos da la esperanza para saber que vamos a salir…con el cuidado de la familia, de los amigos; porque todos somos hermanos porque somos bautizados. Este año nuestra iglesia propone un encuentro “Con corazón de padre, ternura de madre”.

La cabeza es Cristo y el cuerpo somos todos nosotros y todos tenemos un lugar donde orar, tenemos una iglesia donde encontrarnos con el Padre”.

Al hacer referencia a los condicionamientos de la pandemia, Amarilla dijo “No tenemos que enojarnos por no poder salir porque podemos rezar desde nuestras casas, con nuestra familia, en el altarcito de nuestras casas, por las redes o por la tele. Tenemos que disponer el corazón para el encuentro con Dios. Saluden a los amigos pero con todos los cuidados posibles. No estamos libres aún respecto a las restricciones y ellas nos enseñan cómo cuidarnos para no caer de nuevo y que se cierren las puertas.

Sabemos que no tenemos que compartir algunas cosas y la iglesia nos pide que respetemos a los demás cumpliendo con los cuidados. Dios nos hace libres siempre que hagamos el bien. Para que escuchemos al Espíritu Santo y el centro sea Dios, no nosotros. La eucaristía es el pan de vida y San Cayetano nos lleva a Jesús como fundador de la iglesia. Jesús pensó en nosotros inclusive antes de que estemos en la panza de nuestras madres”, expresó y al finalizar pidió a los presentes “Recen y cuídense”.